De cómo el 2001 me dio un hogar y un desayuno con churros.

19/3/17



Recién mudada. Recién embarazada. Recién despertada, pero no mucho. Escucho desde la calle un silbato largo y uno corto, seguido de un grito de Churrrrrooooos! Calentitos los churros! Medio dormida me acuerdo del heladero de mi infancia, o del barquillero en la playa. Debo seguir soñando, porque qué bueno sería desayunar con churros. Los escucho de nuevo pero esta vez más cerca. Abro los ojos. Abro la ventana. Si. RE. Se re escucha la voz de un hombre ofreciendo churros a las 8 y media de la mañana. Me asomo y le grito Señor! Señor! Acá, en la ventana! Y lo veo por primera vez. De punta en blanco, en su bici, con la canasta. Llena de churros rellenos. También simples. También bolas de fraile. Y a veces tortas fritas.




No lo puedo creer. Tengo churros rellenos en la puerta de mi casa. Yo en pijama adentro y ellos ahí afuera, listos para mi desayuno.
Me cuenta el Señor de blanco que sí, que él pasa siempre los fines de semana, y a veces en la semana. 8.30 mas o menos pasa con los churros todavía calentitos, y que vuelve a pasar entre 10.30 y 11 pero ya a temperatura ambiente.
Y cómo hago para pedirle? Cómo se llama usted?
Usted asómese como hizo hoy cuando me oiga cerca, y grite Churros! Yo la voy a oír.
Le compro media docena y soy feliz.
Feliz de tener esta casa, en este barrio, esta bebita en la panza y esta family-to-be que ama los churros.

La historia arranca cuando buscábamos casa para mudarnos de nuestro departamento en Palermo. Bah... del de #novio. En realidad no queríamos mudarnos, pero una cantidad de sucesos fortuitos encadenados nos hicieron comprar una casa juntos.

Brindemos

31/12/16

Brindo porque tengamos un GRAN y Muy Feliz 2017.
Lleno de colores y brillos y estrellas.
De motivos para celebrar.
De momentos para compartir con amores y amigos.
De reuniones y festejos.
De risas.
De mimos.
De abrazos.
De silencios.
De buenos libros y buenas pelis.
De tiempo para uno.
De viajes.
De desafíos.
De logros alcanzados.
De aprendizajes.
De un país cada vez mejor.
De un mundo cada vez menos loco.
De Paz.





























Ojalá que todos y cada uno tengamos el mejor año que podamos tener. Que ayudemos a otros a tener un mejor año. Que recibamos con alegría la ayuda de otros.
Y que los brillos y los colores no nos impidan ver lo que no está tan bien, porque sólo viéndolo se puede mejorar y crecer y aprender.
Pero sin volvernos locos si las cosas no siempre salen como queremos que salgan.
Que siempre podamos ver el lado positivo de todo.
Que siempre podamos, con lo que tenemos a mano, lograr cosas que nos hagan bien.
Que encontremos el equilibrio entre lo que deseamos, lo que queremos, lo que podemos.
Feliz año, everybody!

(esta reflexión viene colgada de la foto, que armé con las letras que tenía y no con las que quería, adaptando lo que quería decir con lo que podía decir que no repita letras porque solo tengo una de cada, y sin autoreprocharme cuando me di cuenta editando la foto que la X está puesta al revés... total lo que importa es lo importante, no?) 



Receta saludable y sana reflexión

13/11/16

En unos días cumple años #hijamenor  festejamos con pijamada en casa (OMG... en qué me metí???).
Resulta que una de sus amiguitas es alérgica al huevo y a la leche y sus derivados, así que para recibirla probé una receta de scons que hago siempre, adaptándola con aceite de coco y leche de coco. Fáciles y riquísimos.


Cuando le consulté a la mama de esta niña si podía comer coco (además de esas alergias tiene algunas otras de las típicas: frutillas, frutos secos, etc) me super agradeció que me tomara el trabajo de hacer algo especial que ella pudiera comer. Y me quedé pensando... en realidad cuesta lo mismo cocinar algo más saludable (para ella y para todos) que hacer algo de lo típico. No hago esto para Lara solamente, lo hago para todos. Pero además lo hago por mis hijas, sólo con el ejemplo puedo enseñarles lo importante que es considerar al otro como un igual que se merece lo mejor (tal como cada uno de nosotros). En estos tiempos de tanto bulling y #niunamenos la clave está en hacer foco en estas cosas, sobre todos los que tenemos la responsabilidad de criar a las nuevas generaciones, no?

Pin It button on image hover
MENOS MAL QUE SOY DE GEMINIS. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.